fbpx

Oración para terminar con la soledad y el aislamiento

Señor Jesucristo, en tu Santo Nombre tócame con tus llagas benditas en las áreas enfermas de mi corazón, cuerpo y alma. Camina a lo largo de mi vida y sana las causas de mi soledad.

En Nombre de Jesucristo renuncio a toda soledad provocada por el demonio, renuncio a toda legalidad que le haya dado para oprimirme y atormentarme, dañar mis relaciones con los miembros de la familia, de pareja, de amistades, con la Iglesia y con Dios.

En Nombre de Jesucristo, tomo autoridad en Jesucristo y la Espada del Espíritu Santo con la que corto toda atadura de soledad, de destrucción de relaciones, destrucción de las relaciones familiares, amistades, relaciones con miembros de la Iglesia, con Dios, de dolor, miedo, ansiedad, tristeza, desánimos, desamor, odio, enemistad, división, intolerancia, irreconciliación, rupturas, divorcios, de oposición a los compromisos, fracasos, encierro en
uno mismo, incomunicación, aislamiento, frustración, enojo, aislamiento, ira.

En Nombre de Jesucristo, ordeno a todos los demonios causantes de soledad y aislamiento que me suelten ahora. En nombre de Jesucristo todo demonio de soledad, destrucción de las relaciones de pareja, destrucción de las relaciones de familia, destrucción de relaciones con amistades, destrucción de relaciones con miembros de la Iglesia, de destrucción de relaciones con Dios, de dolor, miedo, ansiedad, tristeza, desánimo, desamor, odio, enemistad, división, intolerancia, irreconciliación, rupturas, divorcios, de oposición a los compromisos, fracasos, incomunicación, aislamiento, encierro en sí mismo, frustración, enojo, ira, los ato a los pies de la Cruz y los hecho fuera!

Ven Jesús, lléname con Tú Santo Espíritu, cierra y bloquea todas las puertas a Satanás para que nunca más vuelvan a entrar en nuestra vida y nuestras familias. Señor Jesucristo dame la gracia de experimentar cuánto me amas, de recordar que no estoy más solo, porque Tú estás siempre conmigo a lo largo de toda mi vida y por la eternidad. Dame tu llenura, tu compañía, tu amor.

Te doy gracias Padre, Hijo y Espíritu Santo por  morar  en mi, por establecer una relación personal conmigo. Abre mis ojos para que pueda verte, abre mi corazón para que siempre te ame, abre mis oídos para escuchar tu voz, que mi boca se abra para alabarte, bendecirte y para expresarte cuánto te amo.


Gracia, mi Dios y mi Señor por escucharme y atender mis ruegos. Amén.

Artículos nuevos

Estamos presentes en IG

Artículos relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Recibe en tu correo los últimos artículos

Compruebe el correo electrónico e inténtelo de nuevo.
Se ha realizado su suscripción. Bendiciones!

Cristianos y liberación

Suscríbase al newsletter para recibir los nuevos artículos