fbpx

Libros de la IURD (Iglesia Universal) en español. Reseñas y detalles. Parte 1.

En este artículo te presentaré los detalles y una pequeña reseña de varios libros de la IURD que he leído. Estos no son todos los libros que la IURD ha editado, pero si son aquellos a los que he podido acceder. Gracias por visitarnos. Este tema no esta exento de polémica, pero haré lo posible para que estas reseñas sean solo de edificación.

En principio, podemos identificar que desde el 2014 hubo grandes cambios en la política editorial de la IURD, desde la publicación de la autobiografía y las nuevas alianzas con la Editorial Planeta. Hubo un cambio de estética y de enfoque en la generación de las publicaciones.

Leer todos estos textos fue una inversión de tiempo muy grande, y más allá de los aciertos estoy interesado en diferenciar la levadura, para poder ayudar a quienes tienen ciertas dudas sobre la UIRD y su adecuación (o no) al Evangelio de las Escrituras. Luego de participar por cerca de dos años en esta institución religiosa, me interese en conocer porque se habían desviado del evangelio, y en parte esta reseña me ayuda a comprender y distinguir los espíritus que han intervenido dentro de la institución.

Nota: Colocaré imágenes de algunas páginas puntuales y de las portadas, para sencillamente aportar evidencia fáctica de que esta reseña es auténtica.

TítuloAutorAñoDetalles
El poder sobrenatural de la feEdir Macedos/fColección Reino de Dios. Impreso en Lima, Perú (QUEBECOR WORLD PERU S.A.). 192 páginas
Vida en abundanciaEdir Macedos/fColección Reino de Dios. Impreso en Lima, Perú (QUEBECOR WORLD PERU S.A.). 96 páginas
Doctrinas de la Iglesia Universal del Reino de Dios Vol. 2Edir Macedos/fColección Reino de Dios. Impreso en Lima, Perú (QUEBECOR WORLD PERU S.A.). 112 páginas
El perfil de la familia de DiosEdir Macedos/fColección Reino de Dios. Impreso en Lima, Perú (QUEBECOR WORLD PERU S.A.). ISBN 85-7140-160-8. 96 páginas
El perfil de la mujer de DiosEdir Macedo2000Colección Reino de Dios. Impreso en Buenos Aires, Argentina. 80 páginas
Estudio del Apocalipsis Vol. 1Edir Macedo2000Colección Reino de Dios. Impreso en Buenos Aires, Argentina (QUEBECOR ANTÁRTICA S.A.). 160 páginas.
Fe para vencerPaulo Roberto2001Ed. Intercontinental (Barcelona, España). ISBN 84-89194-28-9. 111 páginas.
El perfecto sacrificioEdir Macedo2011Colección Reino de Dios. Impreso en Buenos Aires, Argentina (IPESA S.A.). 72 páginas.
Nada que perder. Edir Macedo. Mi biografía Libro I.Edir Macedo y Douglas Tavolaro2014Ed. Planeta (Buenos Aires, Argentina). ISBN 978-950-49-3870-5. 304 páginas.
Nada que perder 2. Edir Macedo. Mi biografía Libro II.Edir Macedo y Douglas Tavolaro2014Ed. Planeta (Buenos Aires, Argentina). ISBN 978-950-49-3869-9. 296 páginas.
Mi historia: La dama de la fe.Ester Eunice Rangel Bezerra y Douglas Tavolaro2016Ed. Planeta (Buenos Aires, Argentina). ISBN 978-950-49-5501-6. 240 páginas.
La mente de un adicto y los 5 pasos para la curaRogério Formigoni2017Unipro Editora (Río de Janeiro, Brasil). ISBN 978-987-625-382-6. 118 páginas.
Nuevo NacimientoEdir Macedo2018Ed. Planeta (Buenos Aires, Argentina). ISBN 978-950-49-6223-6. 80 páginas.
El espíritu SantoEdir Macedo2018Ed. Planeta (Buenos Aires, Argentina). ISBN 978-950-49-6224-3. 128 páginas.
El oro y el altarEdir Macedo2018Editora Horebe (Sao Pablo. Brasil). ISBN 978-987-625-393-2. 208 páginas.
Noviazgo BlindadoRenato y Cristiane Cardoso2018Unipro Editora (Río de Janeiro, Brasil). ISBN 978-987-625-380-2. 320 páginas.
Libros de la IURD (Iglesia Universal) que leí para escribir esta reseña.

El poder sobrenatural de la fe (Edir Macedo, 192 páginas)

Dentro de los elementos positivos, está la diferenciación entre las sectas seudocristianas (testigos de Jehová, catolicismo, etc) y la comunidad cristiana real. Se reconoce el peligro de la preocupación y la ansiedad, como elementos que pueden dar lugar a fuerte opresión espiritual.

Dentro de los elementos no positivos, encuentro que se refuerza la idea de que cualquier crítica a la postura pro-diezmo viene del reino de la oscuridad. Prácticamente se refuerza la idea sectaria de que cualquier duda respecto de los manejos propios de la IURD es algo malo e invalido (se disuade el razonamiento y toda clase de duda, ya que estos elementos «ahogarían la fe»).

El corazón del texto está en la división entre la fe natural (pasiva, normal) y la fe sobrenatural. Esta fe podría ser, según el autor, una fe negativa activa (hechicería, fuerzas demoníacas, etc) o una fe positiva. Aún más, esta última puede ser pasiva (fariseos) o activa (cristianos con el E.S.)

Hay algunas cuestiones extrañas. Se afirma que «Cuando la persona tiene el Espíritu Santo, es guiada por Dios y no siente miedo; pero cuando alguien es poseído por un espíritu maligno, vive oprimido por el miedo» (p. 40). Aquí vemos algo que se repite mucho, la idea de que tener al E.S. nos vuelve una especie de «super-hombres» a prueba de cualquier tipo de miedo o emoción negativa.

Al hablar de la bendición financiera, se vuelve a remarcar al diezmo como una presunta obligación y requisito esencial para recibir la bendición financiera: «Por supuesto, los que son fieles en los diezmos tienen el privilegio de exigir de Dios el cumplimiento de Sus promesas en sus vidas y, obligatoriamente, el Señor tendrá que cumplirla» (p. 136).

Libros de la IURD (Iglesia Universal) en español. Reseñas y detalles. Parte 1.
Portada de «El poder sobrenatural de la fe»

Resulta curioso que el capítulo III sobre los obstáculos de la fe, se enumere a (1) la compasión, (2) el querer conocer los detalles («Otro aspecto nocivo para la operación de fe es cuando el pastor u obrero quiere saber exactamente el estado clínico del «paciente» (…)» p. 150). Esta postura particular explica en gran parte la frialdad, falta de compasión y el querer voluntariamente ignorar los detalles de los sufrimientos de los hermanos y hermanas de la fe. Personalmente estoy seguro de que para resolver en oración necesitamos saber más detalles e interesarnos por el ser humano, Dios no podría recomendar la ignorancia, más bien nos empuja a que amemos y busquemos a la verdad, para alejarnos de toda ignorancia y falta de amor.

Vida en abundancia (Edir Macedo, 96 páginas)

En el Prefacio vemos una cita de T. L. Osborn (p. 10). Resultaría interesante saber que tanto de la doctrina de Macedo fue influída por este autor particular. Una cita a otro autor no es algo para nada común en los libros de la IURD, este hecho es bastante llamativo.

Libros de la IURD (Iglesia Universal) en español. Reseñas y detalles. Parte 1.
Portada y algunas partes controversiales de «Vida en abundancia»

Más allá del extraño arte de tapa, el texto en sí es un folleto sobre las ventajas del diezmo. Hay oraciones cuestionables, como «El diezmo fue instituido por el Señor, como una especie de impuesto a sus criaturas» (p. 79). Macedo presenta a Dios como un cobrador de impuestos (!) Esto se contradice con las palabras de Jesús en Mateo:

(Mateo 17:20-26) Cuando llegaron a Capernaúm, los cobradores del impuesto del templo se acercaron a Pedro y le preguntaron: —¿Tu maestro no paga el impuesto del templo? —Sí, lo paga —contestó Pedro. Luego entró en la casa, pero antes de tener oportunidad de hablar, Jesús le preguntó: —¿Qué te parece, Pedro? Los reyes, ¿cobran impuestos a su propia gente o a la gente que han conquistado? —Se los cobran a los que han conquistado —contestó Pedro. —Muy bien —dijo Jesús—, entonces, ¡los ciudadanos quedan exentos!

Respecto de la postura de la IURD, ellos asumen una postura extrema al afirmar que quienes no diezman no dan nada a la Iglesia (entendida como institución religiosa piramidal). Se afirma que todo aquel que no diezma es sencillamente un incredulo, casi un rebelde: «Cuando hablamos sobre el diezmo, somos siempre blanco de comentarios, objeciones y críticas por parte de ciertos incrédulos. Es claro que si la persona no es iluminada por el E.S., aunque comprenda el significado del diezmo, tendrá dificultades para aceptar el hecho de que ella misma precisa cumplir con esa determinación de parte del Creador» (p. 80).

La pobreza no se reconoce como un problema multicausal, sino que sencillamente se presenta como una especie de castigo divino por el incumplimiento de un mandato: «Aquellos que no entienden o están en desacuerdo con Dios en este aspecto, tendrán naturalmente, muchas dificultades para retirar el diez por ciento de sus entradas, casi siempre sufridas, para entregar en la iglesia, sin saber con certeza cuál será el destino que éste tomará (…)» (p. 81).

Uno de los axiomas de la IURD es sencillamente, que el que no diezma no tiene derecho a la abundancia (financiera, física y/o espiritual): «¿Quién tiene el derecho de probar a Dios, de reclamar de Él aquello que prometió? Sólo el que diezma!» (p.82).

El texto no responde al problema de volver a entrar al Antiguo Pacto al practicar algo propio de ese sistema. Tampoco reconoce que gran parte de quienes no diezman dan más del 10% de sus ingresos a la obra de Dios, y que ésta va más allá de las instituciones religiosas piramidales. Tampoco se menciona a Jesús, a su sacrificio ni a la importancia del amor en este contexto.

Por supuesto estoy de acuerdo en que «A Dios no le alegra que sus hijos sean pobres y necesitados» (p. 26). Mi desacuerdo está en el diagnostico del problema y en la solución propuesta, puesto que es algo que en el fondo niega y desplaza el sacrificio y la obra completa de Jesús en la Cruz.

Doctrinas de la Iglesia Universal del Reino de Dios Vol. 2 (Edir Macedo, 112 páginas)

En alguna entrevista y varias prédicas, se afirma que la IURD no tiene doctrinas. Eso no es verdadero y este libro lo prueba muy sencillamente. Encontramos en 13 capítulos los bosquejos de las posiciones doctrinarias básicas y axiomáticas (no cuestionables).

Dentro de los aspectos positivos y verdaderos explicitados en el texto podemos señalar:

  • María no es una diosa, no puede interceder ni responder a nuestras oraciones.
  • La teoría de la predestinación (calvinista) no es bíblica.
  • La teoría de la reencarnación no es bíblica.
  • Orar y pedirle cosas a los «santos» (imágenes, estatuillas, estampitas) tampoco es bíblico.
  • El capítulo V «Los demonios» presenta un buen acercamiento a la demonología, más allá de ciertos desaciertos o imprecisiones puntuales.
  • Al hablar de las categorías o clases de seres espirituales malignos, además de citar Efesios 6:11-12, se escribe sobre (a) espíritus engañadores, (b) espíritus familiares, que tienen como objetivo destruir familias, (c) espíritus inmundos (Mar 7:25, Apo 16:3), (d) espíritus de demonios (Apo 16:14), (e) espíritu del anticristo (1 Juan 4:3), (f) espíritu de adivinación (Hechos 16:16), (g) espíritus de enfermedad (Luc 13:11) , (h) espíritu de prostitución (Os 4:12 y 5:4)
  • Se afirma que el «caer por el poder de Dios» no es más que el trabajo de ciertos espíritus engañadores (p.57). Esto explica porque no se buscan ni incentivan estás practicas dentro de la IURD (gracias a Dios!)

Dentro de los aspectos negativos y contradictorios en el texto, encontramos los siguientes puntos de interés:

  • La doctrina de los puntos de contacto. Si bien se presenta como algo de carácter transitorio, en la practica institucional no se ve con buenos ojos a quienes eligen prescindir de estos «puntos».
  • Se habla de «posesión» y se la define (p. 57). Como hemos escrito en otros artículos, este término no es bíblico, y no puede utilizarse técnicamente justamente por ello. En todo caso cabría hablar de «demonización» para precisar ciertos fenómenos (muy muy frecuentes y comunes, no «aislados» como afirma el catolicismo).
  • Posición negacionista 1 (!): Una persona bautizada con el E.S. no puede tener demonios, porque «El E.S. no puede habitar en el mismo cuerpo donde hay un demonio (2 Cor 6:16)» (p. 58). Esto ya se ha demostrado que es falso, y de hecho nos advierte que ellos no practican ni buscan liberación para ellos mismos.
  • Posición negacionista 2 (!): Un cristiano bautizado con el E.S. no puede ser oprimido jamás por demonios (p. 59). Este axioma también nos alerta de la falta de conocimiento de la anatomía del ser humano desde la perspectiva bíblica en el esquema de la IURD.

El perfecto sacrificio (Edir Macedo, 2011, 72 páginas)

Este texto no tiene desperdicio, pero en un mal sentido. Aquí ya vemos muy poco del Evangelio y mucho contenido anticristiano. Voy a limitarme a trascribir partes muy puntuales.

Uno de los hechos más impactante están en el subtítulo del capítulo 1, «El sacerdote, el altar y la ofrenda». Allí se escribe que «El sacerdote, el altar y la ofrenda forman una trilogía íntimamente interrelacionada. No hay ofrenda sin sacerdote y no hay altar sin ofrenda. La ofrenda es un símbolo del Señor Jesús; el oferente es llamado sacerdote y el altar es el lugar donde se ofrece la ofrenda» (p. 21). Esta matrix es la que utilizan para construir un falso evangelio.

«La aceptación de la gracia, por otra parte, se da por la fe, y exige renuncia, dedicación, obediencia y sacrificios» (p. 7). En frases como esta, condicionan la aceptación de la gracia a sacrificios. Esto se repite en otros párrafos.

«Eso mismo. Si Jesús es la ofrenda perfecta, eso significa que todas las ofrendas son representaciones de Él. La ofrenda representa al Señor Jesús. Por eso, ella no puede ser imperfecta. Si la ofrenda de Dios para la humanidad es perfecta, entonces cualquier ofrenda que se ofrece a Dios tiene que ser también perfecta, con el objetivo de poder representar en forma coherente a Su Hijo Jesús. En caso contrario no es aceptada y, como consecuencia, no produce los resultados que debería» (p. 16).

«Afirmo que el dinero es la sangre de la Iglesia (…)» (p. 20)

«El hecho es que a partir del momento en que una persona es invitada a traer su ofrenda al altar, el siervo de Dios le está dando la oportunidad de aproximarse al Trono de Gracia. Aquel hombre de Dios, como ministro del Evangelio, consagrado con el Espíritu Santo, tiene autoridad espiritual para recibir, en nombre del Señor Jesús, las ofrendas del pueblo para la divulgación del Reino de Dios en ese mundo. Esas ofrendas (…) sobre todo aproximan al oferente a Dios. Es por eso que la ofrenda no puede ser defectuosa. No se da cualquier cosa, o aquello que no hace diferencia para quien ofrece«. (p. 32 y 33)

«Creo que los cristianos, en su mayoría, viven una vida en los límites de la pobreza y miseria, porque sus ofrendas han revelado falta de amor, temor y respeto con Dios» (p. 33).

«(…) toda y cualquier conquista tiene que estar basada en el sacrificio» (p. 46)

«Podemos afirmar que la fe es el alma del sacrificio» (p. 47).

«El sacrificio vicario del Señor Jesucristo satisfizo definitivamente cualquier necesidad de sacrificio expiatorios, no siendo estos, por lo tanto, ya necesarios. Pero eso no significa que no haya más necesidad de otros tipos de sacrificios. Todos los cristianos deben continuar practicando principalmente los sacrificios espirituales (…) esos sacrificios espirituales son las ofrendas de alabanza (…) y las ofrendas financieras (…) todo lo que es realizado de todo corazón y con todas las fuerzas (…) debe ser considerado sacrificio espiritual (…)» (p. 54 y 55). Este es el típico giro retórico para desmaterializar verbalmente algo que evidentemente es material: el aporte o la ofrenda financiera. El texto es confuso y realmente contradictorio, solo el poder de la persuasión y el engaño podría hacer que esto tuviera sentido.

«Además, el movimiento financiero de una determinada congregación refleja su grado de espiritualidad» (p. 61)

«Si, la ofrenda representa al Señor Jesucristo» (p. 12) & «El diezmo no tenía y no tiene solamente un valor simbólico; el mismo representa realmente al propio Primogénito, Jesucristo (…)» (p. 66)

«El diezmo, entre otras cosas, es el reconocimiento por el hombre del señorío de Jesucristo» (p. 66). En general, se tiene da un énfasis extraño al aporte dinerario por fuera de los otros elementos reales del evangelio.

Para cerrar este artículo

Si bien mi plan inicial era reseñar todos los textos, tuve que priorizar la descontaminación de mi propia casa, así que termine por tirar a la basura todos los textos. Como comentaré en otro próximo artículo, creo que el propio Edir Macedo es víctima (probablemente no consciente) del espíritu de Masonería, en tanto su padre físico era masón y muy posiblemente el nunca quebró todas las maldiciones y los pactos masónicos que atan a los descendientes. Eso explicaría la postura a favor del aborto de la IURD, algo que no tiene ninguna clase de sentido bajo la luz del Evangelio.

Si te interesa observar mejor las evidencias en relación a la postura pro-abortista de Edir Macedo y la organización IURD, te invito a leer este pequeño artículo: La IURD a favor del aborto.

Artículos nuevos

Estamos presentes en IG

Artículos relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Recibe en tu correo los últimos artículos

Compruebe el correo electrónico e inténtelo de nuevo.
Se ha realizado su suscripción. Bendiciones!

Cristianos y liberación

Suscríbase al newsletter para recibir los nuevos artículos